Por: Dra. Jessica Girón.

El ritmo de vida que se lleva en la actualidad es muy acelerado y agotador lo que conlleva a un cúmulo de estrés, mala alimentación, falta de ejercicio y cuidado personal dando como resultado exceso de radicales libres, piel envejecida, aumento de peso, flacidez y celulitis.

Sin ser todo esto favorable para nuestra imagen y proyección hacia el éxito y hacia una vida saludable. 

Sin embargo ahora hay más opciones para lucir cada día mejor y poner en pausa el envejecimiento, uno de ellos es el Lifting Facial con Radiofrecuencia, este tratamiento es muy conocido dentro del medio medico desde hace años y el cual tiene mucho éxito en nuestra clínica Corpore Total®.

El Lifting Facial con Radiofrecuencia es el tratamiento ideal, sin necesidad de someternos a una cirugía logrando igualar los resultados de esta sin los riesgos y sin el largo proceso de recuperación, para combatir y ayudar a la eliminación de signos de envejecimiento que se reflejan en nuestro rostro como:

  • Líneas de expresión
  • Flacidez facial
  • Piel cansada o sin vida
  • Bolsas peri orbitales
  • Líneas en código de barra

Para entender cómo funciona, debemos de saber que la Radiofrecuencia es una tecnología aprobada por la FDA que trabaja con oscilaciones simultáneas que generan calor, llegando a los 41-50 grados en el tejido conjuntivo profundo teniendo como ventaja que no afecta dermis ni produce dolor al momento del tratamiento este calor estimula al fibroblasto para que genere nuevo colágeno (neocolagenesis), por lo tanto podemos decir que ayuda aumentar el colágeno y la reparación del existente que se altera con el paso del tiempo teniendo como resultado la mejora de la flacidez y arrugas.

Otra gran ventaja de realizar un Lifting Facial con Radiofrecuencia es que al generar calor también produce un efecto vaso dilatador, mejorando notablemente la circulación de la sangre favoreciendo el aporte de nutrientes y oxígeno a las células y rejuveneciendo los tejidos profundos de la piel, lo cual le proporciona, a su vez, un aspecto joven, saludable y radiante.

Además de todas las ventajas ya mencionadas, como lo son la creación de colágeno, desvanecimiento de arrugas, nutrición de células de rostro, también actúa como acelerador en la pérdida de grasa localizada, por lo que es una técnica que si se desea puede combatir eficazmente la papada, rescatando y devolviéndole firmeza al óvalo facial.

liftingGracias a todas las bondades de la Radiofrecuencia Facial a partir de la 2-4 sesión podemos observar resultados en la apariencia de la piel y reducción de líneas de expresión.

En La Frente: Ayuda a levantar las cejas, abriendo así el párpado para poder levantar la mirada quitando el aspecto de cansancio y tensando la piel, deshaciendo progresivamente esas arrugas por la gesticulación así como el entrecejo.

En Los Ojos: Densifica y tensa la piel localizada alrededor de los ojos, corrigiendo así las conocidas “patas de gallo” y las bolsas palpebrales que se acumulan por debajo de los ojos, también se podrá tratar ese color “obscuro” de las ojeras ya que, como ya mencionamos la radiofrecuencia oxigena la piel.

En Los Pómulos: Tensa la piel de la zona, levantándolos para tener un aspecto firme y joven, también levantando los surcos nasogeneanos que nos hacen ver con una apariencia flácida.

El Óvalo facial y perfil mandibular: Reduce el descolgamiento de los tejidos, dándole la forma ovalada al contorno de la cara, que con el tiempo va descendiendo, también reduciendo la grasa localizada que hay en la papada.

Cuello: Estira la piel y suaviza las arrugas que se ven en forma de bultos.

Para realizar un Lifting Facial no es necesario tener signos de envejecimiento ya que este se puede realizar a partir de los 25 años una sesiona al año o cada 6 meses para crear colágeno y elastina y prevenir la aparición de arrugas.

Después de los 30 años se puede realizar un tratamiento cada 2 a 6 meses, para mantener una piel sana y radiante.

Después de los 40 es necesario realizar un tratamiento de 10 sesiones para poder dar un resultado beneficioso, el espacio entre sesión y sesión será de 8 días para poder optimizar resultados. Y como mantenimiento una sesión cada 6 meses.

 Al final los resultados serán exquisitos y te harán lucir una piel luminosa y radiante con:

  • Efecto tensor y de “levantamiento” en cara y cuello
  • Piel más tersa y menos flacidez
  • Arrugas y surcos suavizados
  • Piel con mayor elasticidad
  • Incremento en la producción de colágeno
  • Reducción de la papada o el doble mentón
  • Eliminación de bolsas y ojeras
  • Suavizado de las arrugas de expresión